Asamblea Constituyente

  • Conferencia por una Asamblea Constituyente

     

    La Federación de Trabajadores en Construcción Civil del Perú (FTCCP) organiza este martes 28 de agosto, a las 11 de la mañana, la “Conferencia por una nueva Asamblea Constituyente”, de ingreso libre, a la que acudirán dirigentes sindicales, políticos, activistas y personalidades de la sociedad civil organizada.

    Como ponentes asistirán Juan José Gorritti, responsable del Departamento de Relaciones Internacionales de la CGTP; Ricardo López Risso, secretario de Frente Único del Partido Comunista Peruano; Jorge Bracamonte, secretario ejecutivo de la Coordinadora Nacional de Derechos Humanos, y Verónika Mendoza, presidenta de Nuevo Perú.

    Alrededor de trescientos trabajadores y dirigentes sindicales asistirán a esta actividad político-sindical que se realizará en el auditorio de la FTCCP: Prolongación Cangallo 670, La Victoria.

    Los trabajadores de construcción civil señalan que el referéndum que plantea el presidente de la República, Martín Vizcarra, debe contener la propuesta de una Asamblea Constituyente, para poder diseñar una nueva Constitución que vele por los intereses de los peruanos y resuelva los problemas de fondo del país.

  • Construcción civil respalda cierre del Congreso

    La Federación de Trabajadores en Construcción Civil del Perú respalda la disolución del Congreso de la República, la cual fue una demanda de los trabajadores y el pueblo organizado y movilizado en las calles.

    Rechazamos el comunicado de la CONFIEP, que sindica de inconstitucional la medida del Ejecutivo, lo cual revela que sus intereses coinciden con los del aprofujimorismo en el disuelto Congreso.

    En este contexto, exigimos que se derogue la Política y el Plan Nacional de Competitividad y Productividad y el decreto que posibilita la privatización paulatina de Sedapal y las empresas del Estado, ambas medidas impulsadas por la CONFIEP.

    El respaldo a la disolución del Congreso no cambia en nada nuestra oposición al Gobierno cuando atenta contra los derechos de los trabajadores y otros como la consulta previa. El pueblo que demandó el cierre del Congreso también respaldó a las comunidades en los conflictos mineros, pues en un estado de derecho no debe existir explotación minera sin licencia social.

     

    Recordamos al presidente de la República que la propuesta de los trabajadores y el pueblo organizado fue impulsar una nueva Constitución que represente los intereses del pueblo y elecciones generales, pues la premisa de la movilización ciudadana siempre fue ¡Que se vayan todos los corruptos y explotadores!

    Finalmente, informamos que estaremos vigilantes para que se respeten los derechos fundamentales de los ciudadanos y trabajadores.

    Secretariado Ejecutivo de la FTCCP

  • Marchamos en todo el Perú exigiendo "Que se vayan todos"

    Los trabajadores de construcción civil se movilizaron en todo el país exigiendo que se vayan todos los corruptos del gobierno y se haga el llamado a una Asamblea Constituyente, para tener una nueva Constitución al servicio de los peruanos, cierre del Congreso y elecciones generales adelantadas.

    Los trabajadores y el pueblo exigen cambios profundos y no sólo pequeñas reformas, pues se necesita avanzar en materia de defensa de los derechos laborales, aumentos de salarios y pensiones, entre otros. Por ello, exigen que se incluya en el referéndum la llamada a la Asamblea Constituyente y nueva Constitución.

    En Lima, la marcha convocada por la CGTP se inició desde la Plaza 2 de Mayo y llegó a la Plaza San Martín, pese a la represión policial, que poco pudo hacer con la unidad de los trabajadores de construcción civil en la marcha.

    En otras regiones del Perú hubo movilizaciones de trabajadores y población organizada, como en Arequipa, Chimbote, Apurímac, Ayacucho, Cajamarca, Cusco, Huancavelica, Huánuco, Ica, Huancayo, La Libertad, Chiclayo, Iquitos, Madre de Dios, Moquegua, Cerro de Pasco, Piura, Puno, Tacna y Tumbes.

  • Mensaje por el 60º aniversario de la Fundación de la FTCCP

    Distinguidos compañeros y compañeras presentes en este acto celebratorio del 60° aniversario de la fundación de nuestra gloriosa FTCCP, sucedido el 19 de diciembre de 1958; reciban el saludo fraterno del Secretariado Ejecutivo y el especial agradecimiento de nuestro secretario general, compañero Mario Huamán Rivera.

     

    La fundación de la FTCCP fue la acción valerosa de un conjunto de sindicatos de obreros de la construcción que de manera dispersa luchaban por mejores derechos laborales y sindicales para los trabajadores del andamio; pero era necesario la más férrea unidad para enfrentar la sobreexplotación del trabajo.

     

    Delegados de 11 sindicatos firmaron el acta de fundación de nuestra federación; por ello, en este 60° aniversario le expresamos nuestro reconocimiento al Sindicato de Arequipa, Sindicato de Ayacucho, Sindicato del Callao, Sindicato del Cuzco, Sindicato de La Oroya, Sindicato de Ica, Sindicato de Lima, Sindicato de Huánuco, Sindicato de Los Balnearios del Sur, Sindicato de Pisco y el Sindicato de Puno.

     

    A la fecha, la FTCCP cuenta con 193 sindicatos y 23 seccionales regionales.

     

    La Federación de Trabajadores en Construcción Civil del Perú es la herramienta de lucha victoriosa para la defensa de los intereses de la clase obrera del sector construcción. Durante sus 60 años de lucha consecuente, ha alcanzado importantes logros para el proletariado del andamio como es la Negociación Colectiva por rama de actividad; y a través de ella: aumentos salariales cada año; gratificaciones ordinarias por Fiestas Patrias y Navidad de 40 jornales básicos en cada una de ellas; asignación escolar de 30 jornales básicos por cada hijo de hasta 22 años que curse estudios de educación básica regular, técnica y/o superior; seguro EsSalud+Vida; bonificación por gastos de sepelio; bonificación acumulada por movilidad de seis pasajes urbanos cuando se trabaja en días efectivos y cuatro en días feriados y/o domingos; la entrega de dos uniformes cuando se ingresa a trabajar en una obra sin obligación de devolución, entre otros beneficios.

     

    Estas conquistas a favor de los obreros de la construcción han sido posibles por la línea política sindical de clase que practica desde su fundación la dirección nacional de la FTCCP, y que se fundamenta en los principios del sindicalismo clasista, legado del fundador de la Confederación General de Trabajadores del Perú (CGTP) el Amauta José Carlos Mariátegui. Fundamentos ideológicos que rigen en nuestro Estatuto para toda la estructura organizativa de nuestra federación: Unidad sindical, Democracia sindical, Solidaridad de clase, Lucha consecuente e Independencia política.

     

    En las seis décadas de vida institucional, además de nuestra lucha reivindicativa por mejores condiciones de trabajo, incrementos remunerativos,capacitación técnica de los trabajadores y la calidad de vida para nuestras familias; por nuestra firme posición por la justicia social, luchamos contra las dictaduras y los gobiernos corruptos y explotadores,enfrentamos a la dictadura fujimontesinista, que mató a Pedro Huilca Tecse y nos quería desaparecer como organización sindical.

     

    Continuamos enfrentando al sindicalismo amarillo patronal aprista, contra el lumpen y el crimen organizado que han asesinado a 17 dirigentes de la FTCCP.

     

    De la misma manera, nuestra lucha fue firme frente a los gobiernos corruptos de las últimas décadas que han aplicado contra nuestro pueblo nefastos programas económicos y sociales neoliberales, bajo el amparo de la Constitución de 1993 que impuso Fujimori, que beneficia a los más ricos y empobrece al pueblo peruano.

     

    Nuestras acciones sindicales se dan en medio de una crisis estructural que se profundiza más y más, debido a que el capitalismo neoliberal agudiza la crisis económica y social; acarrea la desestructuración de las instituciones del Estado, potencia la corrupción, el individualismo y la violencia social; el narcotráfico ha penetrado a los partidos y movimientos políticos, haciendo cada día más peligrosa la vida social.

     

    La flexibilización laboral no ha mejorado el empleo, solo ha propiciado el mayor enriquecimiento de las empresas. Por el contrario, se ha empobrecido el país y se ha incrementado la corrupción. Mayor flexibilización significa mayores despidos; eso en un país que enfrenta grandes tasas de desocupación y trabajo informal es fatal. 

     

    Al Gobierno de turno le exigimos la reactivación del sector construcción, que destrabe los proyectos especiales; el respeto a nuestra negociación colectiva, la generación de empleo y la aplicación de una política de Estado para combatir la delincuencia y la extorsión en las obras.

     

    Por nuestra parte, hemos emprendidouna campaña por el peso de la bolsa de cemento, queremos que se reduzca el peso de la bolsa de cemento de 42.5 kilos a 25 kilos y evitar las enfermedades musculo esqueléticas de los trabajadores de la construcción. Esto ya es realidad en otros países como Chile y Uruguay.

     

    Muchas personas comparan la virilidad con la fuerza. El problema no es que los obreros no puedan cargar 42 kilos, sino que ello produce con el tiempo, hernias discales, lumbalgias, dorsalgias y otras enfermedades, y luego la misma industria que le ha causado esta enfermedad no los contratan porque no pasan los exámenes médicos ocupacionales.

     

    Los hechos de corrupción del caso Lava Jato, de los jueces y fiscales de la organización criminal “Los Cuellos Blancos del Puerto”, las coimas a cuatro expresidentes de la República, autoridades municipales y regionales que cada día son apresados, ha indignado a los trabajadores y los ciudadanos en general, que se han volcado a las calles para exigir que se castigue a los corruptos y que no haya impunidad.

     

    La protesta popular hizo reaccionar al Ejecutivo de tal manera que el presidente Martín Vizcarra llevó adelante el Referéndum del 9 de diciembre para hacer una reforma constitucional en el sistema de justicia y en el sistema político, logrando jaquear a un Congreso de la República controlado por el contubernio mafioso fujiaprista.

     

    Sin embargo, hay serias amenazas contra los procesos de investigación vinculado al caso Lava Jato, que provienen desde el nivel más alto de la Fiscalía de la Nación, bajo la injerencia de sectores implicados con la corrupción.  

     

    Para los trabajadores el tema de fondo es la convocatoria a una Asamblea Constituyente para darle al país una nueva Constitución Democrática, que permita construir una nueva sociedad en donde la persona humana sea el verdadero fin del Estado.

     

    La FTCCP expresa su profundo reconocimiento a los miles de trabajadores y dirigentes de nuestros 193 sindicatos afiliados, en todo el país, por mantener en alto las banderas de lucha planteadas en nuestra Agenda Laboral 2018.

     

    ¡VIVA EL 60 ANIVERSARIO DE LA FTCCP!

    ¡VIVA LA CGTP!

    ¡MÁS ORGANIZACIÓN, MÁS UNIDAD, MÁS LUCHA!

     

    19 de diciembre de 2018

     

    Luis Villanueva Carbajal

    Secretario general adjunto de la FTCCP

     

     

     

  • Referéndum por una nueva Constitución Política

    Diversas organizaciones civiles y políticas plantearon la necesidad de una Asamblea Constituyente, que dotaría al Perú de una nueva Constitución Política que proteja los intereses de los peruanos por encima de los intereses transnacionales, tal como ocurre con la Carta Magna elaborada en 1993 por los delincuentes Alberto Fujimori y Vladimiro Montesinos.

    A esa conclusión llegaron la Confederación General de Trabajadores del Perú (CGTP), el Partido Comunista Peruano (PCP), la Coordinadora Nacional de Derechos Humanos (CNDDHH), el Partido Comunista del Perú - Patria Roja (PC del P-PR) y el Movimiento Nuevo Perú, cuyos representantes participaron en la “Conferencia por una Asamblea Constituyente”, organizada por la Federación de Trabajadores en Construcción Civil del Perú (FTCCP) el pasado 28 de agosto, en su local institucional de La Victoria.

    El secretario general adjunto de la Federación, Luis Villanueva Carbajal, en su discurso de apertura, señaló que “la actual Constitución vigente debe ser cambiada, ya que es la piedra angular del modelo neoliberal que impuso la dictadura de Alberto Fujimori dando como resultado el empobrecimiento de nuestro país con la entrega de las riquezas nacionales en condiciones favorables al gran capital extranjero y en favor de la oligarquía nacional, que ha saqueado el Perú en sus últimos 30 años bajo la protección de una Constitución perversa”.

    Asimismo, afirmó que el anunciado referéndum del presidente de la República, Martín Vizcarra, es una “oportunidad para introducir en el debate” la necesidad de una nueva Constitución Política.

    “En este sentido, los obreros de la construcción, preocupados en el futuro del Perú, hemos convocado a esta conferencia por una nueva Asamblea Constituyente y avanzar en la construcción de una estrategia común de acción”, sentenció.

     

    El papel de la FTCCP

    La presidenta del Movimiento Nuevo Perú, Verónika Mendoza, respaldó la propuesta de que se aproveche el referéndum para incluir esta iniciativa y también planteó la eliminación de la inmunidad parlamentaria. Resaltó el papel de la Federación de Trabajadores en Construcción Civil del Perú en la lucha por un país mejor.

    “Y ahí, compañeras y compañeros, creo que esta gloriosa e histórica Federación puede y debe cumplir un rol importante. Ustedes que nunca se contentaron solamente con defender sus derechos laborales, sino que siempre lucharon los derechos laborales de todos los trabajadores, que estuvieron en primera línea también defendiendo la democracia, que han estado en primera línea denunciando a los corruptos, ustedes pueden ser un actor clave empujando este debate”, planteó.

    La lideresa de Nuevo Perú recordó la lucha del dirigente sindical Pedro Huilca Tecse, asesinado durante la dictadura de los años 90. “Es cierto que esto no lo vamos a lograr de la noche a la mañana… pero, como decía nuestro siempre recordado dirigente Pedro Huilca, luchamos por una causa superior a nuestras vidas… Nos toca empezar esta chamba aquí y ahora. Multipliquemos este tipo de espacios, abramos el debate”, dijo.

     

    Frente único

    Por su parte, el secretario de Frente Único del Partido Comunista Peruano, Ricardo López Risso, señaló que una nueva Constitución debe asegurar la independencia alimentaria, por ejemplo.

    Debemos “constitucionalizar” ciertos derechos, como el derecho del suelo, afirmó: “El suelo tiene que ser de los peruanos y debe servir para garantizar el alimento de los peruanos. Segundo, los recursos hídricos también deben ser de los peruanos. Debemos garantizar el derecho de agua de riego, porque debemos garantizar que las costas, los suelos eriazos, tengan agua para el riego de los alimentos. Tercero, los recursos hidrobiológicos, el mar, que sea explotado en beneficio de los peruanos, no en beneficio de la harina de pescado para que se vaya a China u otros continentes. Primero, la mesa de los peruanos”.

    Así como esta independencia alimentaria, para el representante del PCP, una nueva Constitución Política debe defender la independencia científica, energética, defensiva, financiera, entre otras libertades del país.

    A su turno, el secretario ejecutivo de la Coordinadora Nacional de Derechos Humanos, Jorge Bracamonte, habló sobre resguardar al Perú de la corrupción, que se lleva alrededor del 10% de la riqueza del país, y reformar el sistema de justicia peruano y el sistema político electoral.

    “No estoy seguro de que las propuestas que se han presentado sean las más adecuadas pero sí que esta propuesta ha abierto un campo de polarización entre el fujimorismo, aliado a la criminalidad y a los sectores ilícitos que actúan detrás de la corrupción, y el Ejecutivo… Estamos enfrentando una crisis de régimen y de su falta de democracia, no solo en el Perú”, afirmó.

    En el sistema de justicia, mencionó que “tenemos que discutir si es suficiente con un proyecto de ley que se dirige a, entre comillas, corregir a aquello que ha permitido que el Consejo Nacional de la Magistratura se convierta en patrimonio de grupos más bien criminales. Tengo la impresión que no es suficiente. Y no estamos discutiendo de fondo el asunto de la reforma integral del sistema de justicia y las distintas piezas que forman parte de ella. En ese sentido el proceso constituyente nos convoca a discutir en su detalle más profundo también”.

    El secretario general del PC del P-PR, Rolando Breña, resaltó que es necesario organizarse para crear una corriente de masas que se informe de la necesidad de una Asamblea Constituyente.

    “Establezcamos un organismo directo que trabaje por eso. Por qué no hacemos, por ejemplo, que todos aquellos que estamos de acuerdo organicemos una plataforma o una mesa de permanente hacia la Asamblea Constituyente y hacia una nueva Constitución”, sugirió.

    La propuesta de un frente político popular fue impulsada por el responsable del Departamento de Relaciones Internacionales de la CGTP, Juan José Gorritti. Además, señaló que “para conseguir el cambio que estamos buscando no solamente necesitamos el momento constituyente, necesitamos tener la propuesta necesaria”.

    La conferencia culminó con la disertación del secretario de Educación y Cultura de la Federación de Trabajadores en Construcción Civil del Perú, Geremías Escalante, quien informó sobre las acciones futuras de la organización sindical.

    Escalante, dirigente de construcción civil que postula a regidor de Lima por Juntos por el Perú, señaló que la Federación está viendo crear “un frente de lucha donde vamos a desarrollar plataformas de participación de los gremios, de los partidos políticos, hasta lograr nuestros objetivos con una nueva Constitución”.

  • Trabajadores con el pueblo por una política decente

    Por: Luis Villanueva Carbajal

    El proyecto de adelanto de elecciones generales planteado por el Ejecutivo es un golpe inesperado contra la corrupción y el Congreso, dominado por la alianza fujiaprista.

    Debemos remarcar, sin embargo, que no se trata de que el presidente Martín Vizcarra haya escuchado a los peruanos, que demandaban cierre del Congreso, Asamblea Constituyente para una nueva Constitución al servicio de los peruanos y elecciones generales para que se vayan todos los corruptos y explotadores. En ese orden.

    Se trata, más bien, de que el presidente está utilizando a su favor la animadversión hacia el Congreso, catapultando a las masas contra sus enemigos políticos, mientras a hurtadillas implanta una reforma laboral digitada por la CONFIEP y dañina a los intereses de los trabajadores.

    Por ello, los peruanos vienen movilizándose en todo el país demandando la derogatoria del D.S. 345-2018-EF, la Agenda País de la CONFIEP y el D.S. 237-2019-EF, que pretende eliminar los derechos laborales obtenidos durante años de luchas.

    Vizcarra no tomó en cuenta, además, las demandas de trabajadores y los pueblos afectados por la minería dedicados a la agricultura como medio de vida y desarrollo de sus comunidades, como Las Bambas (que reclaman un mineroducto subterráneo), Morococha, Michiquillay, Yanacocha, y del Valle del Tambo, que esperan la cancelación de la licencia de construcción otorgada a la Southern para el proyecto Tía María.

    Los trabajadores de construcción civil expresamos nuestra solidaridad con los pobladores del Valle del Tambo, y las otras poblaciones que defienden su medio agrícola; apoyamos la acción de la CGTP, las federaciones y sindicatos; exhortamos a los colectivos y poblaciones regionales, así como a las fuerzas políticas progresistas y de izquierda, a movilizarse permanentemente, para derrotar a las fuerzas oscuras que explotan a los trabajadores.

    Esto nos obliga a redoblar esfuerzos para avanzar en la unidad de las fuerzas progresistas, de izquierda, democráticas y antiimperialistas para garantizar una presencia política importante en el Gobierno y así poder impulsar los cambios que demanda el pueblo.

    Así lo está entendiendo el pueblo y los trabajadores, y hemos decidido participar en la construcción de una alternativa política diferente que gobierne en beneficio de las grandes mayorías.

    (Tomado del diario UNO, edición del 5 de agosto de 2019. Columna En Concreto).