Mensaje por el 60º aniversario de la Fundación de la FTCCP

Distinguidos compañeros y compañeras presentes en este acto celebratorio del 60° aniversario de la fundación de nuestra gloriosa FTCCP, sucedido el 19 de diciembre de 1958; reciban el saludo fraterno del Secretariado Ejecutivo y el especial agradecimiento de nuestro secretario general, compañero Mario Huamán Rivera.

 

La fundación de la FTCCP fue la acción valerosa de un conjunto de sindicatos de obreros de la construcción que de manera dispersa luchaban por mejores derechos laborales y sindicales para los trabajadores del andamio; pero era necesario la más férrea unidad para enfrentar la sobreexplotación del trabajo.

 

Delegados de 11 sindicatos firmaron el acta de fundación de nuestra federación; por ello, en este 60° aniversario le expresamos nuestro reconocimiento al Sindicato de Arequipa, Sindicato de Ayacucho, Sindicato del Callao, Sindicato del Cuzco, Sindicato de La Oroya, Sindicato de Ica, Sindicato de Lima, Sindicato de Huánuco, Sindicato de Los Balnearios del Sur, Sindicato de Pisco y el Sindicato de Puno.

 

A la fecha, la FTCCP cuenta con 193 sindicatos y 23 seccionales regionales.

 

La Federación de Trabajadores en Construcción Civil del Perú es la herramienta de lucha victoriosa para la defensa de los intereses de la clase obrera del sector construcción. Durante sus 60 años de lucha consecuente, ha alcanzado importantes logros para el proletariado del andamio como es la Negociación Colectiva por rama de actividad; y a través de ella: aumentos salariales cada año; gratificaciones ordinarias por Fiestas Patrias y Navidad de 40 jornales básicos en cada una de ellas; asignación escolar de 30 jornales básicos por cada hijo de hasta 22 años que curse estudios de educación básica regular, técnica y/o superior; seguro EsSalud+Vida; bonificación por gastos de sepelio; bonificación acumulada por movilidad de seis pasajes urbanos cuando se trabaja en días efectivos y cuatro en días feriados y/o domingos; la entrega de dos uniformes cuando se ingresa a trabajar en una obra sin obligación de devolución, entre otros beneficios.

 

Estas conquistas a favor de los obreros de la construcción han sido posibles por la línea política sindical de clase que practica desde su fundación la dirección nacional de la FTCCP, y que se fundamenta en los principios del sindicalismo clasista, legado del fundador de la Confederación General de Trabajadores del Perú (CGTP) el Amauta José Carlos Mariátegui. Fundamentos ideológicos que rigen en nuestro Estatuto para toda la estructura organizativa de nuestra federación: Unidad sindical, Democracia sindical, Solidaridad de clase, Lucha consecuente e Independencia política.

 

En las seis décadas de vida institucional, además de nuestra lucha reivindicativa por mejores condiciones de trabajo, incrementos remunerativos, capacitación técnica de los trabajadores y la calidad de vida para nuestras familias; por nuestra firme posición por la justicia social, luchamos contra las dictaduras y los gobiernos corruptos y explotadores, enfrentamos a la dictadura fujimontesinista, que mató a Pedro Huilca Tecse y nos quería desaparecer como organización sindical.

 

Continuamos enfrentando al sindicalismo amarillo patronal aprista, contra el lumpen y el crimen organizado que han asesinado a 17 dirigentes de la FTCCP.

 

De la misma manera, nuestra lucha fue firme frente a los gobiernos corruptos de las últimas décadas que han aplicado contra nuestro pueblo nefastos programas económicos y sociales neoliberales, bajo el amparo de la Constitución de 1993 que impuso Fujimori, que beneficia a los más ricos y empobrece al pueblo peruano.

 

Nuestras acciones sindicales se dan en medio de una crisis estructural que se profundiza más y más, debido a que el capitalismo neoliberal agudiza la crisis económica y social; acarrea la desestructuración de las instituciones del Estado, potencia la corrupción, el individualismo y la violencia social; el narcotráfico ha penetrado a los partidos y movimientos políticos, haciendo cada día más peligrosa la vida social.

 

La flexibilización laboral no ha mejorado el empleo, solo ha propiciado el mayor enriquecimiento de las empresas. Por el contrario, se ha empobrecido el país y se ha incrementado la corrupción. Mayor flexibilización significa mayores despidos; eso en un país que enfrenta grandes tasas de desocupación y trabajo informal es fatal. 

 

Al Gobierno de turno le exigimos la reactivación del sector construcción, que destrabe los proyectos especiales; el respeto a nuestra negociación colectiva, la generación de empleo y la aplicación de una política de Estado para combatir la delincuencia y la extorsión en las obras.

 

Por nuestra parte, hemos emprendido una campaña por el peso de la bolsa de cemento, queremos que se reduzca el peso de la bolsa de cemento de 42.5 kilos a 25 kilos y evitar las enfermedades musculo esqueléticas de los trabajadores de la construcción. Esto ya es realidad en otros países como Chile y Uruguay.

 

Muchas personas comparan la virilidad con la fuerza. El problema no es que los obreros no puedan cargar 42 kilos, sino que ello produce con el tiempo, hernias discales, lumbalgias, dorsalgias y otras enfermedades, y luego la misma industria que le ha causado esta enfermedad no los contratan porque no pasan los exámenes médicos ocupacionales.

 

Los hechos de corrupción del caso Lava Jato, de los jueces y fiscales de la organización criminal “Los Cuellos Blancos del Puerto”, las coimas a cuatro expresidentes de la República, autoridades municipales y regionales que cada día son apresados, ha indignado a los trabajadores y los ciudadanos en general, que se han volcado a las calles para exigir que se castigue a los corruptos y que no haya impunidad.

 

La protesta popular hizo reaccionar al Ejecutivo de tal manera que el presidente Martín Vizcarra llevó adelante el Referéndum del 9 de diciembre para hacer una reforma constitucional en el sistema de justicia y en el sistema político, logrando jaquear a un Congreso de la República controlado por el contubernio mafioso fujiaprista.

 

Sin embargo, hay serias amenazas contra los procesos de investigación vinculado al caso Lava Jato, que provienen desde el nivel más alto de la Fiscalía de la Nación, bajo la injerencia de sectores implicados con la corrupción.  

 

Para los trabajadores el tema de fondo es la convocatoria a una Asamblea Constituyente para darle al país una nueva Constitución Democrática, que permita construir una nueva sociedad en donde la persona humana sea el verdadero fin del Estado.

 

La FTCCP expresa su profundo reconocimiento a los miles de trabajadores y dirigentes de nuestros 193 sindicatos afiliados, en todo el país, por mantener en alto las banderas de lucha planteadas en nuestra Agenda Laboral 2018.

 

¡VIVA EL 60 ANIVERSARIO DE LA FTCCP!

¡VIVA LA CGTP!

¡MÁS ORGANIZACIÓN, MÁS UNIDAD, MÁS LUCHA!

 

19 de diciembre de 2018

 

Luis Villanueva Carbajal

Secretario general adjunto de la FTCCP